Sombra aquí, sombra allá… Maquillaje de otoño

La nueva estación inunda todo de nuevos colores. El sol brilla distinto, las tardes son más cortas y todo se tiñe de nuevos matices. Nuestras pieles dan paso a tonos más pálidos, la ropa que vestimos cambia de paleta y, por supuesto, el maquillaje de otoño/invierno también tiene sus particularidades.

Hoy te damos las claves para que tu maquillaje siga la tendencia de la temporada. Eso sí, sin perder tu toque personal y tus propios trucos. ¡Nadie mejor que tú para saber qué te favorece!

Labios mate, tonos oscuros

Maquillaje de otoño: labios

 

El acabado mate en labios es tendencia. Además del rojo intenso, lo veremos también en colores oscuros como el vino, morado, cereza y casi negro para las más atrevidas y para looks muy especiales. El juego de contrastes (labios oscuros, piel blanca) resulta espectacular.

Para looks diurnos, apúntate al rosa.

Sombras de ojos luminosas

Maquillaje de otoño: ojos

El color azul y los anaranjados (cálidos, ocres) van a triunfar esta temporada. La idea es conseguir un efecto muy luminoso y una textura ligeramente metalizada.

Hablando de ojos, las pestañas se llevan tupidas y largas, y las cejas arregladas y gruesas. El resultado: miradas hipnóticas.

Maquillaje de otoño: iluminadores

Maquillaje de otoño: iluminador

Los iluminadores se convierten en un aliado básico e imprescindible. El objetivo es conseguir un efecto muy natural e iluminar tu rostro. La piel cobra un aspecto radiante. Se pueden usar solo o sobre la base de maquillaje.

Para obtener un buen resultado no tienes que ser una experta. Algunos iluminadores se aplican fácilmente, con una esponja difuminadora. Éxito asegurado.

No makeup

Maquillaje de otoño: no make up

Y ya que hemos hablado del efecto natural, te presentamos otra de las tendencias que vienen con más fuerza: el no makeup o acabado nude. La idea es aplicar el maquillaje de manera que las imperfecciones de la piel quedan ocultas pero con la intención de conseguir un efecto de cara lavada y máxima naturalidad. Para conseguirlo, debes utilizar una base de maquillaje lo más parecida posible a tu tono de piel, un colorete muy suave en crema y un hidratante con un toquecito de color para labios.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *